SAT COmpostela, Servicio Técnico Oficial Teka en Santiago de Compostela, hace uso de Cookies para proporcionarle el mejor servicio posible en nuestra tienda online de recambios para electrodomésticos y menaje Teka. Si desea conocer nuestra Política de Cookies, haga click aquí. En otro caso, puede cerrar esta pestaña y acceder a la tienda online de recambios para electrodomésticos Teka

Cambiar el fusible de un microondas que no funciona

Cambiar el fusible de un microondas que no funciona

Reparar un horno microondas Teka que no calienta, pero enciende, hace girar el plato y prende las luces, es una tarea muy sencilla porque, muy probablemente, sea que ha fundido el fusible interno. La mala noticia es que habrá que desmontar la tapa trasera o incluso las laterales (suele ser de una pieza) pero aún así es algo que no debería llevarte más de media hora.

Lo primero de todo, como siempre, es la seguridad. Seguridad ante todo, así que para manipularlo lo primero que haremos es desconectarlo de la corriente. Aún así, actúa con precaución, porque la electrónica del micro contiene condensadores que almacenan corriente aún estando desconectados.

Por seguridad, no toques directamente con las manos ninguna pieza eléctrica. Usa pinzas para extraer el fusible y procura no tocar el resto de partes eléctricas con las manos desnudas.

Teniendo en cuenta esto, llegar hasta el fusible es muy sencillo. Según el modelo, tendrás que retirar varios tornillos que son los que unen la chapa metálica exterior al propio chasis interno. Normalmente esta carcasa es de una sola pieza, así que con unos pocos tornillos tendrás todo el interior del microondas Teka al desnudo.

Dentro, verás cindo grandes conjuntos de piezas:

  1. Los mandos analógicos y botones electrónicos que gestionan potencia y tiempos, pegados al frontal.
  2. El magnetrón, que es una petaca grande y pesada, acopada al hueco interior del horno microondas... y que normalmente tiene una pegatina que pone "Danger, High Voltage" que, aunque está en inglés... es fácilmente entendible, verdad?
  3. Una o dos placas verdes o marrones con la circuitería de la alimentación, normalmente acoplada mediante tornillos al fondo del microondas
  4. El transformador, que es un conjunto de varios bloques de plástico unidos con otra pegatina de "Danger". Como su nombre indica, transforma la corriente alterna del enchufe de casa en corriente contínua que alimenta el microondas.
  5. Finalmente, el condensador, una especie de pila de petaca bastante grande que almacena corriente de forma temporal (por eso, aunque el horno esté desconectado, sigue teniendo cierto peligro si no se manipula correctamente). Haz click aquí para ver en vídeo cómo descargar un condensador o capacitor. Es muy simple y puede salvarte de un chispazo.

Todas estas piezas o conjuntos de piezas son bastante grandes y fácilmente identificables a simple vista.

El fusible es un pequeño tubo de cristal con topes de metal a ambos lados, de aproximadamente 4 centímetros de largo, que está entre el condensador y el transformador, unidos a ellos por cables eléctricos. Probablemente esté dentro de un pequeño tubo de plástico que lo protege, pero es una pieza pequeña, tubular y de no más de unos pocos centímetros, con un cable saliendo por un extremo y otro cable entrando por el otro. No tiene pérdida.

Esto es lo que vamos a sustituir, tras haber comprado el fusible adecuado en la tienda online satcompostela.com (si no sabes exactamente qué fucible comprar, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, teniendo a mano la referencia y modelo de tu horno microondas; estaremos encantados de atenderte y ayudarte con esta reparación sencilla)

Con las pinzas (no manipules el interior con las manos desnudas) extraeremos el tubito de plástico de su soporte (simplemente tirando de él) y abrirremos el clip o giraremos el tubo para extraer el fusible fundido de su interior. Un fusible quemado es fácilmente identificable por estar ligeramente ennegrecido en en interior de tubo, por contra, el fusible nuevo estará perfectamente transparente.

Metemos el nuevo, cerramos el tubo y lo volvemos a poner en su sitio. Montamos la carcasa exterior, aunque sea sin atornillar todos los tornillos y probamos que funciona (NO PRUEBES a encenderlo sin la carcasa; hay un grave peligro de muerte). Una vez comprobado, finalizamos de atornillar y listo!